Aprendizaje Basado en Problemas

martes, marzo 24, 2015

La escuela ha muerto

Recordando los filósofos, nuestros padres

Un vistazo a la filosofía reciente, nos puede llevar a reflexionar sobre muertes anunciadas en los dos siglos anteriores: la muerte de Dios (Nietzsche) y la muerte del hombre (Foucault), no voy a entrar en filosofías, puesto que no soy filósofo, pero si intentaré unas reflexiones que me vienen al caso: me pregunto dónde estamos y hacia dónde vamos.
La memoria del siglo XX resuena en nuestro corazón cuando miramos la barbarie de las dos grandes guerras, la soledad y la injusticia que generó debe estar presente en nuestra "civilización".
La irrupción de la tecnología ha invadido todos los ámbitos conocidos, el pensamiento se ha cuantificado, la observación de cualquier fenómeno debe ir acompañada de medidas... El mundo digital ha alterado el mundo real. Cualquier cosa es susceptible de ser modificada, cualificada y alterada!
Desde el transhumanismo hasta Marte, la mirada del primer mundo va más allá del presente. mirando al futuro y olvidando, a menudo, un mundo lleno de injusticias y de dolor.
Los vacíos de este mundo van desde unas religiones, que se replantean y sobreviven como pueden, hasta un pensamiento negativista y fanático, violento e intolerante, que no puede aceptar ningún cambio en su mundo, des de el Tea Party al Yihadismo.
La necesidad de un renacer se respira por muchos ambientes, en muchos lugares, con la única evidencia que el cambio actual es inevitable e inasible, donde las transformaciones son de una magnitud impensada.

La escuela ha muerto...

Como muchas otras instituciones, la escuela ha muerto, al menos la escuela clásica.
No hay ningún centro: primero dejamos de ser el centro del universo, después el Sol dejó de serlo, actualmente estamos rodeados de materia oscura con una energía inasible...
Las instituciones clásicas dejan su sitio a nuevas organizaciones, ni las multinacionales, desarrolladas en intrincadas redes de alianzas, viven solas.
El cambio en las organizaciones clásicas es evidente y acelerado: globalización, complejidad, relativista, sostenibilidad... Términos nuevos que alteran las instituciones clásicas.
No hace mucho las cosas estaban en su sitio, se prendía en la escuela, se trabajaba en la fábrica, se rezaba en los templos.
Hoy se aprende en cualquier sitio, se trabaja en cualquier sitio y se reza... donde se quiere.
La escuela ni es ni será la vieja escuela, la nueva escuela tiene dimensiones mucho más grandes y amplias que la que tenía.

¿Dónde están los maestros?

El hombre como sujeto ha desparecido.
El hombre está en una maraña de relaciones, poderes y significados, en una red que le enreda de pies a cabeza.
Los principales sujetos de la escuela han visto alterados y desfigurados sus papeles:


¿Qué cambios vemos en el maestro de nuestro siglo?

El maestro era el referente de la verdad para el alumno, actualmente este referente está en el medio, la red y el sistema de comunicación social.
El maestro se sentía seguro en lo que hacía y la seguridad que le otorgaba la sociedad, esto ya no es así.
El respeto social del maestro era considerable, hoy está condicionado a múltiples factores que no dependen de él, que asignan valor a una tecnología externa.
Las creencias del maestro, hoy o no existen o están ocultas, y rara vez se muestran, pues el sistema escolar los suele imponer.

¿Dónde está el alumno?

No son pocos los cambios que afectan al alumno.
Sus centros de interés, sus estímulos, y otros muchos elementos han actuado como transmutadores de su esencia.
Términos como vocación han desparecido.
Todo conocimiento del alumno es relativo, sus destrezas sabe que estarán sometidas a los caprichos sociales del mercado.
La red de relaciones que establece es volátil y posiblemente poco duradera.
Muy a menudo establece una barrera con la escuela, que le hace impermeable a lo que se le pretende enseñar.

¿Y los contenidos?

Aunque muchos se empañan en planteamientos como el trivium i el quadrivium, con la mirada en la lejanía de los siglos anteriores, los contenidos están sometidos al relativismo de la sociedad.
La verdad de los descubrimientos, la investigación de los mismos, confiere una volatilidad permanente a lo que se puede creer como verdad.
No está claro qué enseñar, ¡se produce más información hoy en un día que antes en un año!
La visión de una historia basada en el poder se puede sustituir por una historia de lo inmediato, del arte, del cine o de la tecnología, y las posibilidades que se abren son un arco iris de contenidos.

Caminando hacia el futuro

Vemos que hay abiertas múltiples posibilidades, un mundo en cambio permanente.
Vamos en pasos agigantados hacia una socialización creciente.
La adaptación de la escuela al mundo moderno creo que es imposible desde posturas de verdad absoluta, creo que exige libertad, creatividad y una enorme dosis de apertura e innovación.
Sin ello veríamos como crece el autoritarismo, la centralidad y la esclavitud la vuelta a un mundo oscuro.






sábado, marzo 21, 2015

Chispas para el cambio en la escuela

Chispas por doquier

La necesidad de cambio en la escuela asoma por todas partes.
Desde las cavernas de Wert, hasta los más recónditos centros, el cambio se ve necesario.
Muchas chispas pero ¡pocas mechas!
La mecha es lo que le da continuidad a la chispa, sin ella no se llega muy lejos.
Por suerte tenemos mechas potentes y largas como la que vemos en Jesuïtes Educació, donde vemos voluntad e inteligencia de cambio.
Hay muchas otras, muchísimas, por suerte, con más o menos dimensión, con más o menos acierto, pero con gran voluntad de cambio.

Coincidencias

La voluntad de cambio en las escuelas no cavernícolas la vemos en diferentes puntos:
  • Necesidad de un mayor protagonismo en los alumnos.
  • Importancia de las nuevas tecnologías.
  • Visión progresista de este mundo en cambio.
  • Cambios en los roles del profesorado.
  • Aplicación de nuevos modelos educativos.
¡Es como si un tsunami se estuviese gestando en nuestras aulas!
Sin embargo hay una corriente "conservadora" que se empecina en:

  • Volver a viejos modelos.
  • Negar todo cambio posible.
  • Dirigir a profesores y alumnos.
  • Centralizar y controlar.
  • Homogeneizar contenidos y metodologías.

No podemos olvidar los dos polos que luchas de manera sutil y permanente, solapando y camuflando a la chita callando, con tácticas de avestruz, de manera que muchos se disfrazan de lo que no son y se muestran según les conviene.
De todo hay y de todo tenemos.

Un cambio global

No olvidemos las diferentes dimensiones de nuestros centros educativos.
Los cambios que se realizan son una chispa que prende en la mecha y crece sola.
El cambio que tiene lugar en jesuïtes educació tiene una intensidad y una dimensión que va mucho más allá del aula.
Los dos principales agentes del cambio: alumnos y profesores, llevan al cambio en otros dos: aula y centro educativo, los cuales indicen en contenidos y en el entorno.
Así es como aparecen una serie de cambios en cascada que llevarán, más bien pronto que tarde, a cambios globales dentro del sistema educativo.

La red y el cambio

Todo el sistema anterior incide en la red como sistema y lleva aun cambio in crescendo. 
Un cambio lleva a otro y el conjunto demanda y lleva a un cambio inevitable.
Nuestras sociedades están inmersas en cambios de unas dimensiones antes no imaginables. De la misma manera las resistencias a tales cambios surgen por doquier, no podemos alejarnos de esta realidad. 
La complejidad de nuestro sistema es de una dimensión que nos lleva a ver la globalización como algo inevitable, esta implica la necesidad de libertad dentro de la escuela y del sistema educativo. Son precisos campos con miles de flores para que florezca nuevos sistemas escolares, para que las aulas maduren y produzcan nuevas dimensiones educativas.
Es en este sentido que creo firmemente que experiencias como las de Jesuïtes deben ser aplaudidas, a la vez se deben estimular nuevas experiencias progresistas para un cambio necesario, deseable e inevitable.

lunes, marzo 09, 2015

Sobre los móviles

¡Más madera!

Los hermanos Marx son profetas en la realidad educativa española.
Al grito de ¡más  madera ! persiguen a no se sabe quien, a cualquier precio, quemando cualquier cosa que pueda servir para seguir corriendo, hacia cualquier sitio. Todos los recursos son buenos, el cliente es el que manda. La industria bendice y la familia calla.
Aplicaciones “educativas “ por doquier, negocios a flor de piel, desde el 1x1 a los móviles, la industria de la educación florece.
Se busca la modernidad, la competencia, las buenas notas, calificaciones PISA, modelos educativos lejanos, lo que sea, con tal de renovar, de salir de este atolladero en que nos meten los políticos cada vez que se alternan en el poder, unos quieren que los alumnos recen al entrar en clase, otros que se pongan en fila y los más modernos que enciendan el móvil, como si lo llevasen siempre “encendido”.

Pido disculpas

Siento las frases anteriores, no puedo más que sentir un fenomenal ridículo ante la realidad de nuestras aulas, vistas en sentido crítico, gracias a nuestras administraciones.
Veo la democracia a años luz vista desde nuestras aulas.
O se resetea el sistema o nos vamos cargar de quien sabe que.
En nuestra escuela manda todo el mundo menos quien lo debería hacer: profesorado, padres, alumnos y  dirección.

¡Ahora todos con móvil!

No hace mucho era un invento de Belcebú. Lo requisábamos en clase y teníamos juicios por ello. Era uns instrumento casi pornográfico y peligroso.
¡Ahora es el maná caído del cielo!
Pronto ni serán necesarios los ordenadores.
Total lo pagan los padres.
¡Pobre tarjeta VISA!
Las compañías de telecomunicaciones están de enhorabuena, les llueven los clientes, y estos son fieles, vivirán muchos años.
Las familias encuentran los libros y las actividades de la escuela, pero el móviles un derecho al que no se puede renunciar.

¿Y dónde está el profe?

¡Buf, pues aquí tenemos un problema!
Resulta que el que no tenga un SMART, pues halá ¡a comprarlo!, que no sea malo y está a la altura de los alumnos.
Sea la clase que sea, te la ingenias y lo usas, si no lo haces pues lo tienes claro: el próximo curso te van a mandar quién sabe dónde o te van a poner a hacer fotocopias, según seas de “la pública” o de la “privada”.
La escuela evoluciona, ¡evidentemente!, ahora será una mobile school, es decir profe a todas horas y en todos los sitios.
Cierto, pero el horario ni se mueve, las 24 horas de “la privada” y no sé cuantas de la “pública” desaparecen de golpe entran en el agujero negro de la administración, que se lo traga todo. El profe irá ¡con la clase a cuestas!
Atenderás llamadas, contestarás correos, y sobre todo, no te olvides DIVERTIRÁS.
La preparación de las clases, contenidos y demás se da por supuesto, debe ser.
Además de profe para todo se supone que debes tener o bien cuentas en cualquiera de los muchos sitios que dominan o dominarán los alumnos, como son Evernote, Instagram, Twitter etc.
Lo siento pero creo que mandar desde arriba no va con la sociedad actual.

Autonomía

Leo:
La Llei d’educació de Catalunya estableix que “Els centres educatius disposen d’autonomia en els àmbits pedagògic, organitzatiu i de gestió de recursos humans i materials” (article 90.1)…. Així, els centres educatius i els seus professionals són els responsables reals i últims de la visió de la tecnologia al servei dels aprenentatges i de l’orientació que s’adopti vers la integració pedagògica dels dispositius mòbils  
La ley de educación de Cataluña establece que “Los centros educativos disponen de autonomía en los ámbitos pedagógico, organizativo y de gestión de recursos humanos y materiales (artículo 90.1)… Así, los centros educativos y sus profesionales son los responsables reales y últimos de la tecnología al servicio de los aprendizajes y de la orientación que se adopte en la integración pedagógica de los dispositivos móviles…
O sea la responsabilidad para el centro educativo.
No entiendo de que va esto, ¿cómo puede ser un centro el responsable de TODO el uso que se realice de los dispositivos móviles?

Una posible solución

No creo que por decreto se pueda resolver la situación actual de nuestra escuela. Dudo que sea factible avanzar desde situaciones centralizadas, sea desde donde sea. Precisamos organizaciones libres de enseñanza que compartan, estimulen y usen las tecnologías desde ámbitos pedagógicos libres y creativos. El uso de tecnologías móviles implica el uso de nuevas metodologías, lejos de modas e intereses comerciales ocultos, aunque puedan estar llenos de buena voluntad.
Una escuela sostenible está lejos de una escuela improvisada y todavía más de una escuela que se sirve más de los profesores que no los valora.


sábado, marzo 07, 2015

Nuestro fracaso

Una sociedad despistada

Vivimos en una sociedad a la deriva, nos movemos entre una globalización que nos supera y un individualismo que nos arrasa.
Nos encontramos en una crisis fabricada por el Poder, nos desposeyeron de los bienes que teníamos como seguros y, de pronto, nos dimos cuenta de que la crisis era más profunda y siniestra de lo que nos dieron.
La inflación de mentiras es tan grande que no nos permite saber si el vecino es un pederasta o si es un ladrón por cuenta ajena.
Vemos un cambio climático que no la a cambiar todo, que no permite  confiar en el futuro, pero seguimos con el coche, con la TV nuestras comodidades sin rescindir de nada.
 Estamos de vacaciones espirituales, sabiendo que esto no va, que no sabemos dónde nos llevan ni dónde vamos.
La inercia de la sociedad es tan grande que "esto no hay quien lo pare".
Un mundo dónde lo que se dice hoy no se sabe qué será mañana: prohibimos los móviles en las escuelas y, de pronto, los declaramos imprescindibles. ¡Ja!

El sarampión

¡Hemos perdido la memoria!
Nuestros abuelos temían enfermedades que les arrebataron sus hijos, sarampión, paperas...eran temidas por lo que podían acarrear. No hablemos de simples resfriados o de enfermedades terribles como azote permanente, que, cual espada de Damocles, estaban siempre presentes.
Hoy, en este primer mundo, estamos bien alimentados, tenemos médicos, medicinas y confianza en una ciencia que nos protege y promete cuidarnos cada más.
Sin embargo lo cuestionamos todo, seguimos creyendo en gurus, magos y hechiceros que aprovechan la insatisfacción de muchos y siembran creencias y dudas que alimentan preguntas y dudas y ¡generan quien sabe qué!
Tenemos movimientos Anti vacunas, que cuestionan una sanidad y aprovechan cualquier situación para lanzar preguntas, cual dardos envenenados contra todo y contra todos.
Veamos un simple ejemplo: Un encuesta
Todo es cuestionable, evidentemente, pero quien lanza la pregunta, a menudo tiene la respuesta, quien la nutre es quien gana, quien la cree es quien ¡puede perder un poco de su libertad mental!

Guerreros y delincuentes

Internet ha sido es algo grande, inmenso, multidimensional y rico.
Nos nutre y ayuda.
Alimenta, informa y divierte.
Sin embargo, no todo lo que reluce es oro.
Hay muchos puntos oscuros, vacíos y tenebrosos en este nuestro mundo que no podemos olvidar.

Una lectura de este libro, muy recomendable, por cierto, nos puede mostrar los hilos que, detrás del telón, mueven oscuros intereses y cuestionables negociosa través de la red.
Ahora descubrimos que, además del tráfico de drogas, armas, seres humanos y todo de tipo de actividades imaginables, la red sirve para montar ejércitos y reclutar cándidas jovencitas y barbaros guerreros.

El fracaso social

Personalmente creo que detrás de muchos de los puntos anteriores hay un fracaso social de grandes dimensiones, podemos culpar de ellos a políticos, periodistas, economistas, religiosos, familias...y muchos otros.
¡La lista es interminable!
No podemos actuar ni sobre políticos ni sobre muchos de los miembros de la lista.
Sin embargo si podemos ver uno de los eslabones del fracaso, eslabón y víctima de esta larga lista de actores:
LA ESCUELA
Muchos y muchas de los actores y víctimas de este fracaso han pasado y pasan por nuestras escuelas, alejadas de un mudo real y sometidas a un marcado que les pide trabajadores, fieles, productivos según unos parámetros definidos, escuelas creadas con unos parámetros de éxito y fracaso conocidos y calculados.
Escuelas amordazadas y sometidas a unos planes, que no fomentan una reflexión y una critica viva a la sociedad.
Creo que es necesaria una profunda reflexión del papel de la escuela dentro de este maremágnum de despiste, fracaso y demás.
Algo falta en el papel que se asigna a la escuela en una sociedad como la nuestra.
La necesidad de crítica, medios, amplitud y objetivos pueden y deben ser ampliados.

martes, febrero 17, 2015

¿Dónde está el peligro?

¡No mires!

Paseamos por cualquiera de las calles más transitadas de nuestra ciudad, la preciosa Barcelona, por decir el nombre: por la Ramblas, precioso y variopinto paseo, a las 5 de la tarde de un soleado día tenemos una muestra varipointa de personas, personajes y actividades.
Unos padres puritanos, con su pareja de hijos, hijo e hija, se encuentran con kioscos llenos de imágenes, que, a su juicio, no son adecuadas para su parejita, unos pasos más allá les venden semillas de planes con aspecto fálico, después se encuentran con personajes con aspecto poco pudoroso,... finalmente deciden que estarán mejor en el hotel, de allí podrá visitar monumentos y enriquecer la cultura de sus hijos. Sentados cómodamente ante el televisor empiezan a ver imágenes que no son de su gusto, cambian de canal y la violencia inunda la pantalla..., ¡nuestra familia ha sido aducida por un UFO al espacio tiempo de un futuro que no entienden!
Si viajamos a uno de los países en los que las mujeres van censuradas de pies a cabeza podemos pensar que la abducción nos ha afectado a nosotros, no sabemos dónde estamos, ni sabemos leer ni entendemos qué sucede, nuestras hijas casi deben ir andas a nosotros, so pena de sufrir violaciones físicas, las psíquicas son ya permanentes en ciertos lares.

Un mundo digital

Dando un paseo por Internet con nuestros hijos encontramos imágenes, contactos, vídeos, música, cine..., descubrimos un mundo de posibilidades, no nos podemos refugiar en una habitación aislada, es imposible predecir todo lo que encontraremos.
No podemos tener a nadie en una burbuja de información controlada. Cuanto más control, tarde o temprano surge la necesidad de escape.
El mundo digital y sus ciudadanos tiene su propia lógica. La responsabilidad de cada ciudadano crece en la medida que lo hace su mundo. Los métodos pedagógicos que responsabiliza a cada uno de los alumnos son cada vez más necesarios e imprescindibles.
Dudo que la evangelización teórica tenga sentido en el mundo actual. Los fracasos sociales y educativos los tenemos en cada esquina: basta con prestar la atención a las estadísticas. Insisto en lo de estadísticas, no se trata de las anécdotas que sólo sirven para asustar y atemorizar a base de estereotipos.  Se debe leer con atención, a la vez que los responsables de la información lo deben hacer con honradez y responsabilidad.



martes, diciembre 23, 2014

Los deberes (de los alumnos)

Deberes en casa

La polémica sobre los deberes de los alumnos es un tema repetitivo, sea cual la posición que se adopte, se puede defender con la energía que se desee, siempre encontraremos argumentos a favor o en contra.
Personalmente creo que hablar de los deberes es como hacerlo del sexo de los ángeles, puede unos lo tuvieran y ¡que otros quizás no!, pero hoy por hoy nada sabemos de ello. La posición que se adopta ante los deberes suele ser fruto de posiciones previas, más o menos fundadas, pero todas ellas importantes.
Es difícil dar una respuesta global, indicando por ejemplo que en Finlandia tiene una media de menos de tres horas semanales, mientras que en España los alumnos de 15 años dedican una media de 6,5 horas semanales, por encima de la media europea.
Creo que el debate puede incluir otros temas, los cuales suelen ser enmascarados, difíciles de separar y de analizar.
Tengamos en cuenta el entrono, la edad, los niveles, las peculiaridades de cada grupo clase, así como las de cada alumno, miremos el estilo de enseñanza aprendizaje de cada profesor tutor, observemos el histórico de cada escuela, su nivel de diversidad, las diferencias de composición de las aulas, en cuanto a emigrantes,  observemos los entornos urbanos u rurales y ..., tendremos un cóctel. 
Tengo pánico a la política del partido en poder actualmente, Partido Popular (in..!, para muchos docentes), hay una pretensión de centralización de todo el ámbito de su poder, creo que el problema no reside aquí, si no que más bien está en la homogeneización de todo.
Homogenizar la educación equivale a no entenderla, así como evitar cualquier iniciativa que se escape de control. La diversidad educativa demanda libertad, amplitud de miras, adaptación a los diversos entornos así como discusión y adaptación a las nuevas soluciones que se producen en el día a día.

Tiempo de enseñar tiempo de aprender

¡No confundamos los términos!
Enseñar supone que alguien enseña al que aprende, sea profesor, tutor, progenitor, programa o máquina, pero alguien o "algo" enseña al que aprende.
Aprender es algo más sutil, alguien aprende sin que sea preciso la intervención de otro, aunque muchos aprendizajes, la mayoría, se realizan con ayuda externa, ya sea de grupo ya sea de tutor.
El que aprende tine su tiempo y su ritmo particular, dispone de unos recursos o de otros, pero utiliza, de manera consciente o no, lo que hay a su disposición para aprender.
El tiempo de aprender no es el mismo que el de enseñar. Quien aprende lo hace manera individual y en unas condiciones diferentes de las que se le asignan en la enseñanza.
Se puede aprender en múltiples situaciones y utilizando muy diferentes maneras y métodos, pero, sea como sea, siempre se aprende de manera individual y particular.

Espacio de trabajo

Alumnos y alumnas tiene diversos espacios de trabajo, no peden ser reducidos, no deberían serlo, al espacio escolar y al doméstico.
En nuestras escuelas hay necesidad de diferentes espacios:
  • El espacio aula.
  • El individual.
  • El grupal.
  • ...

No podemos olvidar que sin estos espacios, los alumnos no tiene oportunidad real de aprender, no pueden experimentar sus posibilidades de aprender ni saber que cada entorno tiene sus particularidades y su manera particular de trabajo.
Mirando más allá de la escuela tenemos el espacio extraescolar, en el que tenemos el doméstico y un espacio que podemos compartir con el primero: la biblioteca.
Si prestamos atención a los puntos anteriores vemos que los espacios de trabajo cuestionan y van más allá de la división entre trabajo doméstico y escolar.

Las horas de trabajo

España es un país con un alto nivel de disonancia, en cuanto a ls horas y los horarios de trabajo, especialmente si miramos a los países de nuestro entorno. 
No nos debe extrañar pues que alumnos y progenitores se encuentren inmersos en un mar de contradicciones, la vida doméstica tiene unos horarios con un alto grado de desorden, desde los horarios laborales de los padres, hasta el Televisivo.
¡Encontrar horas de convivencia no es trea fácil en la mayoría de familias!
Si aquí añadimos las necesidades escolares tenemos un coctail de muy difícil solución.
La relación entre los siguientes elementos:
  • Horas de clase.
  • Horas estudio.
  • Extensión del currículo.
  • Horas de ocio.
  • Horas familiares

Es compleja y de dificultosa solución, en cuanto por un lado se solapan, mientras que por otro entran en contradicción y no es adecuada a los tiempos actuales.

Mirando al futuro

En los puntos anteriores falta un espacio importante: el espacio virtual, el cual consume y exige su tiempo.
El aprendizaje de todo espacio no es ni inmediato ni sencillo, y mucho menos si es el virtual. Tengo la impresión que mirar la tarea escolar desde diferentes puntos de vista lleva a soluciones muy diferentes según consideremos:
  • El espacio relativo al trabajo en Proyectos y en Problemas, así como el espacio colaborativo.
  • El requerido por formación basada en clases magistrales.
  • El relativo al aprendizaje virtual.
Nadie puede cuestionar que un tanto por ciento de trabajo en el futuro se realizará con herramientas virtuales, y muchas de ellas llevarán un tipo u otro de teletrabajo, con lo cual es imprescindible que esto sea contemplado en la formación actual.
Muchas escuelas y muchos formadores verán alterados sus espacios trabajo, con lo cual el diseño de tareas y distribuciones se verá modificado ante el impacto de los nuevos modos de producción y, por ende, de trabajo.
Son necesarias muchas investigaciones, y una gran autonomía, para poder ver hacia donde se dirige nuestra sociedad, de manera que se puedan llevar a las mejores soluciones en cada situación y cada entorno.

Posibles soluciones

Sean cuales sean las soluciones que adoptemos debemos darnos cuenta de que hay un punto, a modo de nudo de cinta de Moebius,  que es el centro del problema:
El tiempo del profesor es el determinante de toda tarea escolar.
Si el profesor no dispone del tiempo necesario para dedicar a sus alumnos, ya sea como tutor de trabajo tipo PBL, ya sea como maestro magistral, entonces poco podrá hacer para:
  • Seguir i guiar si es preciso.
  • Comprobar e indicar los trabajos.
  • Acompañar a los alumnos.
  • Individualizar según las necesidades particulares.
  • Tiempo para actualizarse,  estar al día de las necesidades de los alumnos, y de la tecnología.
  • Liberar sus energías didácticas.
Evidentmente los puntos anteriores conllevan una remodelación de los centros educativos,  que posiblemente irán de acuerdo con los cambios sociales en los ritmos y tiempos de la sociedad.
Necesitamos una escuela más adulta, con ritmos y horarios más racionales.

sábado, diciembre 20, 2014

n-1, n, n+1

N

Es difícil saber donde estamos, nuestra sociedad se encuentra en el nivel llamemos N, aunque este nivel no es el mismo en todas partes, por ejemplo entre España, Italia y Suecia es imposible una comparación simple, no podemos reducir las diferentes sociedades a un número, pero si podemos hablar de un nivel.
El nivel que asignemos,  percibamos de cada sociedad, de los diferentes aspectos de la misma nos da idea de como se vive, se desarrolla y se proyecta en la misma.
Hay un nivel tecnológico, uno de calidad de vida, a la vez que niveles diversos en cuanto felicidad, investigación, economía...

N-1

Sea cual sea el nivel que asignemos es evidente que las sociedades se mueven, cambian, retroceden evolucionan,.. y aprenden u olvidan!
Lo que se enseña y aprende en sus escuelas, proviene, en muchas de ellas del pasado, se trata de conocimientos adquiridos y consolidados en niveles anteriores de su estado, es lo que podemos llamar nivel N-1, la escuela va, en muchas sociedades a un nivel N-1, muchas veces por detrás de la sociedad.

N+1

Los centros de investigación y proyectas sueles estar alejados de nuestra sociedad, están en el futuro, tiene proyectos a largo plazo.
Mientras que en la Bolsa de los países se vive a ras de N, donde un estornudo lo tambalea todo, en la investigación y los proyectos se trabaja a proyectos muy, muy largo plazo: se proyecta un viaje a Marte a 2030 igual que se construye un gaseoducto a 2020.
El futuro está lejos o cerca según para que, por ejemplo el cambio climático es nivel N para las islas del pacífico pero está muy lejos en las previsiones de IPCC.

N-2

En nuestro país, España, los políticos viven, muchos de ellos, demasiados, en lo que aprendieron de la organización anterior, franquista.
De esta manera los partidos en el poder, los que lo tienen, no los que aspiran al mismo, están en un nivel my anterior al actual, de esta manera la casta del poder se encuentra en niveles N-2, -3...
Por esto esa tan difícil que evolucionen nuestras escuelas y nuestros centros educativos.
El paso a un nivel organizativo exige a los aspirantes una afirmación a nivel anteriores, ya sea por oposiciones ya sea por conocimientos!
¡qué difícil es el progreso en esta España!
El engranage social exige que se retroceda en lugar de avanzar mientras el poder esté en manos de 
N-2.
Se suceden planes de estudio cada vez hay un cambio.
Se despilfarran energías en cada paso.
SE trata de pasar simplemente a N por parte de la escuela, el poder y la política.