Aprendizaje Basado en Problemas

jueves, octubre 22, 2015

Dispositivos móviles

Nuestras aulas

No es ningún secreto que las aulas ya no son lo que eran, ¡ni son ni están donde estaban!.
Las pizarras negras tienen un futuro decorativo, es decir: de recuerdo, en poco tiempo las pizarras digitales, las vileda y otros artilugios las sustituyen a marcas forzadas, los alumnos de mañana seguramente no sabrán que hacer con yeso en sus manos, salvo jugar.
El aula ha crecido.
Hacia fuera tiene grandes competidores: desde una TV poco educativa a aulas virtuales y un mundo con una oferta golosa de actividades.
Hacia dentro los dispositivos electrónicos se están comiendo las cuatro paredes y crean un mundo nuevo. Portátiles, smartphones, tabletas..., están creando nuevas dimensiones didácticas...

Juegos engañosos

Sin embargo no es oro todo lo que reluce.
Detrás de todo esta parafernalia hay mucho cuento:
Negocios por doquier, con juegos "didácticos" algunos, interesantes los otros, ¡pero negocio!
Por otro lado hay cierta pereza en unos colectivos y mala fe en otros. Una parte del colectivo docente que está anquilosado en lo que hay que hacer, lo que hay que enseñar y pocos problemas. Mala fe por parte de otros, que ponen barreras al monte, para que no sea que crezca demasiado y fructifique.

Pocos libros y UN LIBRO PARA TODOS

Me refiero a que veo muchas aplicaciones interesantes en las aulas:
  • Trabajos con QR
  • Geoloclización
  • Historia
  • Ciencias experimentales
  • ... y un largo etcétera...
Muy interesante, realmente encomiable el esfuerzo de escuelas innovadoras y colectivos creativos.
Sin embargo:
Continuamos con el libro de texto!!
No veo:
Bibliotecas digitales con los contenidos didácticos.
Grupos de profesores creando materiales de manera conjunta: muchas barreras hay que superar para ello, desde las del tiempo hasta las regionales y las idiomáticas.
Tampoco veo e-books, ni lectores de los mismos. con grupos de lectura, comentarios y reflexión.
Todo se andará con el tiempo, de momento muchos chillamos:
Muerte al libro de texto
Tiempo al tiempo